La bicicleta estática es la máquina de cardio más vendida para uso doméstico. Esto es debido a que ocupa poco espacio, se puede conseguir por un precio económico y te hace sudar!

Tipos de bicicletas estáticas:

Estándar

Es la de toda la vida para entendernos. Una bici en la que te sientas a modo de silla y pedaleas. Históricamente son las más vendidas aunque en la actualidad los demás tipos van ganando popularidad. Es un aparato muy cómodo, en el que la posición del cuerpo es muy natural (eso hace reducir el riesgo de lesiones) e ideal para las personas que quieran hacer ejercicio suave sin salir de casa. No hay problema por utilizarla varios días seguidos.

Spinning

Es la bicicleta que te encontrarías en la clase dirigida de un gimnasio. Últimamente se venden bastante para ser utilizadas en casa ya que están muy de moda. Su principal ventaja respecto a la bicicleta tradicional es que tanto el trabajo de quema de grasas como de tonificación muscular es mucho mayor. Si tu intención es machacarte, esta es una mejor opción para ti. Suele ser algo más cara que la normal, aunque hay diferentes gamas de precios. Es un aparato de entrenamiento muy dinámico y que, junto con música, hará que el tiempo te pase volando!

Reclinada

Son las más cómodas de las 3 vistas hasta el momento. La posición del cuerpo evita que te hagas daño. Es posible que sientas que también trabajas el abdomen dependiendo de la posición del respaldo respecto a los pedales. El entrenamiento con ellas es bastante light e incluso se utilizan para rehabilitación.

Mini

Hay gente que no llega a considerarlas bicicletas, aunque si no las incluíamos aquí, era difícil encontrarles sitio en la tienda. Básicamente son los pedales y tu te encargas de buscar una silla. Actualmente muchas oficinas disponen de ellas para que los trabajadores puedan hacer algo de ejercicio durante la jornada laboral (se coloca debajo de la mesa). Es ideal para las personas que tienen que pasar mucho rato sentadas. Normalmente son muy baratas y no ocupan casi nada de espacio.

Multifuncional

En esta categoría podríamos incluir todas aquellas bicicletas estáticas que son algo más. Por ejemplo están muy de moda las que son al mismo tiempo estáticas y elípticas o las que disponen de cintas tensadas para trabajar los brazos de forma simultánea a las piernas.

Suelen ser caras.

En qué fijarse a la hora de comprar una bicicleta estática: 

  • Precio: las puedes encontrar por 60 euros y por 10.000€. Lógicamente no tiene nada que ver una con la otra. Dependiendo de cuáles sean tus necesidades (y poder adquisitivo) ya sabrás lo que comprar.
  • Tipo: dentro de los diferentes que hemos visto antes, cuál se adapta más a lo que buscas.
  • Posibilidad de almacenaje: va a ser un aparato que pueda estar en un sitio fijo o necesitas esconderla? Si tu opción es la segunda busca alguna fácil de mover (con ruedecitas) y a poder ser plegable. Lógicamente sus prestaciones suelen ser inferiores a las fijas.
  • Peso soportado: si eres una persona con un peso superior al «normal» asegúrate de que el aparato que compres está preparado.
  • Altura máxima: la mayoría de máquinas son adaptadas para prácticamente cualquier medida, pero nunca está de más fijarse.
  • Opiniones: si existen opiniones de personas que ya la han comprado, por qué no fiarse de su experiencia?
  • Prestaciones: hay bicicletas que sólo tienen los pedales y ya está, pero puede que te interese que tenga pantalla, ordenador a bordo, wifi, mp3, diferentes niveles de intensidad, programas de entrenamiento, acolchados especiales… Existen cosas que ni te imaginas!

Una vez ya sabes algo más sobre comprar bicicletas estáticas, ha llegado el momento de ver nuestros productos!

Mostrando 1–12 de 23 resultados