La bicicleta elíptica es, después de la estática, el aparato de cardio más vendido para ser utilizado en casa. Esto se debe, principalmente, a que sirven para trabajar prácticamente todo el cuerpo, tienen un precio bastante asequible, y no requieren un conocimiento previo antes de empezar a entrenar.

Si vas a cualquier gimnasio, verás que hay toda una hilera dedicada a estas máquinas y prácticamente siempre las están utilizando.

Una de las principales ventajas de las bicicletas elípticas respecto a otro tipo de ejercicio carviovascular o aeróbico es el bajo riesgo de lesión. Es una máquina muy cómoda de utilizar y que no te hace realizar movimientos forzados.

Antes de decidirte por comprar una bicicleta elíptica, es interesante que leas un poco más sobre ellas, veas las diferentes categorías o clasificación de las mismas y, dependiendo de tus necesidades, elijas la más apropiada para ti.

Tipos de bicicletas elípticas:

Aunque no exite una clasificación oficial lo más normal es dividirlas entre las que son plegables y las que no y las que son enteras o sólo pedales (mini).

¿Para qué sirve la bicicleta elíptica?

  • Tonificar: al poder elegir la resistencia de la máquina, es una buena forma de fortalecer la musculación de todo el cuerpo.
  • Perder peso: como buena máquina de cardio que es, la quema de grasas es una de sus principales funciones.
  • Mejorar la salud: aumenta la capacidad pulmonar o mejora el ritmo cardíaco con las elípticas.

Grupos musculares trabajados:

  • Piernas completas, desde gemelos hasta glúteos pasando por los cuadríceps, isquiotibiales o los femorales.
  • Brazos: bíceps, tríceps y hombros tienen implicación durante el ejercicio.
  • Espalda: tanto superior cómo dorsales.
  • Pecho: con el movimiento de brazos los músculos pectoral trabajan.
  • Abdominales tanto centrados como oblícuos.

Sólo ver este listado está claro de que es una de las máquinas más versátiles que existen.

A la hora de comprar una u otra bicicleta elíptica hay algunos aspectos o puntos que deberías controlar:

  • Precio: hasta dónde llega el bolsillo de cada uno. Puede que quieras una máquina con infinidad de prestaciones, pero si no puedes pagarla, de nada te sirve. Fíjate en un aparato que te puedas permitir. Hay bicis muy baratas por incluso menos de 100€ mientras que las de gama más alta, fácilmente superarán los 1.500€.
  • Peso máximo de usuario: no todas las máquinas permiten que suban personas de cualquier peso. Fíjate, sobretodo si tienes necesidades especiales, de que la máquina soporte tu peso. Por regla general aguantan unos 120 o 150 kgs.
  • Almacenamiento: necesitas guardar la máquina después de cada uso? Tal vez te convenga que sea plegable. Por contra, estará en una ubicación fija? Entonces quizás puedas optar con una máquina robusta. También es importante fijarte en que las medidas te sirvan para el espacio elegido.
  • Consola o display: qué opciones quieres que tenga el ordenador. Las hay con televisión, MP3, DVD, WIFI, sensores de frecuencia cardíaca, medición de distancia, calorías quemadas… Además de la calidad de la pantalla (suelen ser de cristal líquido pero hay de todo).
  • Forma de regular la resistencia: las dos formas principales son la mecánica (mediante rueda o palanta) o la electrónica (desde el propio display.
  • Ruido: a nadie le gustan los aparatos escandalosos. Fíjate en que sea mínimamente silenciosa para que los vecinos no planeen matarte.
  • Opiniones: al final, esto es lo que más te va a servir. Qué opinión tienen de ella las personas que ya la han comprado. Si la recomiendan (o no), si optarían por una mejor, si la relación calidad-precio es buena, etc.
  • Facilidad de montaje: la mayoría te llegarán a casa en una caja y faltarán algunas piezas por ajustar (en algunas más que en otras). Es un punto a tener en cuenta.

Recuerda que en Todo Gimnasio actualizamos constantemente con las mejores ofertas del mercado en cuanto a bicicletas elípticas se refiere. No te olvides de ir pasando para ver todas las novedades!

Mostrando todos los resultados (10)